es

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
Noticias

El primer número del IEB Report valora los efectos de una devaluación fiscal para España

Los efectos positivos sobre el crecimiento económico que tendría en el corto plazo una devaluación fiscal hacen que analistas y organismos diversos recomienden esta media para ayudar a la reactivación económica. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado recientemente al gobierno español ponerla en práctica, es decir, incrementar el IVA y disminuir las cotizaciones a la Seguridad Social. Asimismo, el Instituto de Economía de Barcelona ha publicado el IEB Report 1/2013, un análisis sobre las implicaciones de aplicar una devaluación fiscal en España, a cargo de los profesores de la Universidad de Valencia José E. Boscá, Javier Ferri y Rafael Doménech (que también es economista jefe de BBVA Research) y el investigador del CPB Netherlands Bureau for Economic Policy Analysis Leon Bettendorf. A partir del estudio empírico realizado en este informe, Boscá, Ferri y Doménech llegan a la conclusión que con una devaluación fiscal, la economía española crecería anualmente un 0,74% de media y la ocupación, un 1,3%.

La editorial del IEB Report 1/2013 la firma Alejandro Esteller-Moré, profesor de la Universidad de Barcelona e investigador del IEB, quien asegura que aparte de los efectos positivos sobre la economía, “aumentar el IVA también es una política adecuada para tener un sistema fiscal más eficiente, lo cual es independiente del momento del ciclo económico”.

 

Análisis empírico

En concreto, el estudio de Boscá, Ferri y Doménech analiza los efectos de una reducción del 3,5% de la contribución efectiva a la Seguridad Social a cargo de las empresas y de un incremento del tipo efectivo del IVA del 2%. Los investigadores afirman que este cambio en las dos figuras impositivas está alineado con las últimas recomendaciones de la Comisión Europea, así como con las del FMI.

Por su lado, Bettendorf se basa en estudios empíricos para llegar a la conclusión de que los efectos positivos de la devaluación son modestos, y dependen de cada economía y del sistema de beneficios fiscales. El investigador del Netherlands Bureau for Economic Policy Analysis pone el acento en el potencial impacto regresivo de esta medida.
Al implementar la devaluación fiscal, “no es necesario incrementar el tipo impositivo general, sino que se pueden eliminar exenciones o eliminar tipos reducidos (conseguir la llamada “C-efficiency”)”, según afirma Alejandro Esteller-Moré. Y apunta que la conclusión del Foro Fiscal IEB en el contexto de propuesta de una reforma fiscal en España es precisamente “aumentar el peso del IVA mediante la eliminación de exenciones, regímenes especiales y, al menos, aproximar los tipos reducidos al general”.

 

Confirmar los argumentos teóricos

Los resultados obtenidos por los profesores Boscá, Ferri y Doménech confirman los principales argumentos teóricos a favor de la devaluación fiscal, y concluyen que “una devaluación fiscal en España como la estudiada depreciaría el tipo de cambio real y mejoraría el saldo de la balanza por cuenta corriente”. Así mismo, apuntan que los salarios se incrementarían, como consecuencia de la reducción de las cotizaciones, “a la vez que la subida del IVA incentivaría la demanda de salarios más grandes para los trabajadores”.

También resaltan que, a pesar de que la medida es neutral en términos de recaudación ex ante, “una vez se consideren los efectos del equilibrio general, los ingresos impositivos acaban aumentando un 0,25% al cabo de dos años”. Ahora bien, como apuntaba también Leon Bettendorf, el incremento del IVA puede tener efectos redistributivos no deseados, que se podrían aligerar mediante transferencias sociales finalistas a los colectivos más desfavorecidos, aprovechando el aumento de la recaudación generado por la medida.

El trabajo de Leon Bettendorf señala dos aspectos clave: la devaluación de la moneda mejora la competitividad pero no es una solución permanente, y el aumento de impuestos tiene efecto sobre la eficiencia pero no puede ser una medida habitual. El investigador holandés afirma que la efectividad de la devaluación fiscal “depende del grado de indexación de las transferencias sociales”.

Descarga IEB Report 1/2013

Esta web utiliza cookies para personalizar la navegación y mejorar sus servicios. Si continúa navegando, usted acepta su uso de conformidad con nuestra política de cookies. Ver más información