es

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
Noticias

Info IEB ¿Cómo afectará la Covid-19 a la banca?

El Instituto de Economía de Barcelona (IEB) ha publicado el tercero de sus análisis sobre el impacto de la COVID-19. En este caso, el nuevo Info IEB ( https://ieb.ub.edu/publication/info-ieb-banca-y-covid-19-numero-35-abril-2020/ ) gira en torno a la banca y su autor es Antoni Garrido Torres, Catedrático de Economía de la Universitat de Barcelona (UB).

El autor recuerda en primer lugar que los bancos europeos mantienen en la actualidad niveles de liquidez y de capital muy superiores a los que tenían antes de la crisis financiera. Además, anticipándose a las tensiones de los mercados, el BCE ha adoptado un conjunto de medidas que van a inyectar más liquidez y capital en el sistema, algo fundamental en estos momentos.

La gran cuestión es si estas medidas van permitir garantizar una suficiente financiación en la eurozona, aspecto que dependerá en gran medida de la duración de la crisis. Llegado el caso, no hay que descartar que se tenga que acudir a medidas más heterodoxas, como la monetización del déficit.

En relación con la banca española, el análisis apunta que la posición de partida para hacer frente a esta crisis es mucho mejor que la que tenía en la anterior, en la que fue tal como apunta el documento una parte significativa del problema. Por otro lado, el autor indica que “el programa de avales públicos puesto en marcha por el gobierno no va a causar un aumento significativo e inmediato de la morosidad de los bancos españoles”. No obstante, la caída en la demanda de crédito (especialmente la vinculada a la adquisición de automóviles y vivienda) y los menores ingresos por comisiones “reducirá los ingresos de las entidades”. Descartada por el momento una reducción generalizada de las plantillas, el resultado según el Catedrático será “una nueva contracción de todos los márgenes de la cuenta de resultados, que puede hacer que algunas entidades acaben el ejercicio registrando pérdidas”.

No obstante, el estudio concluye que el impacto no será homogéneo. Las entidades más diversificadas (geográfica y operacionalmente) y/o menos expuestas a los sectores más perjudicados por el parón económico como el hotelero o el energético capearán mejor la nueva situación. El cierre progresivo del mercado de emisiones, el desplome de las cotizaciones y la necesaria concentración de los recursos disponibles en la gestión de la crisis aconsejan -según el autor- dejar para más adelante potenciales proyectos de fusión o integración con otras entidades.

El documento también apunta que el forzado conocimiento de los nuevos canales de relación con las entidades bancarias va a permitir a acelerar los planes de reducción de sus redes de sucursales puestos en marcha en los últimos años.

Esta web utiliza cookies para personalizar la navegación y mejorar sus servicios. Si continúa navegando, usted acepta su uso de conformidad con nuestra política de cookies. Ver más información