es

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
Noticias

Barcelona debería recibir 150 millones de euros extra para compensar los costes de capitalidad, según una investigación del IEB

La investigación, incluída en el segundo Informe de Federalismo Fiscal del Institut d’Economia de Barcelona (IEB), concluye que los gobiernos autonómico y central deberían compensar Barcelona con 150 millones por año y Madrid con 384 Ser capital supone un coste extra de hasta 384 millones de euros para Madrid y 150 para Barcelona. Sevilla (87 M€), Alicante (46 M€) y Valencia (46 M€) las siguen en el ranking de poblaciones de todo el Estado que tendrían que recibir una compensación por el coste de ser una gran ciudad. Si se calcula la compensación bruta por cápita, el consistorio de Madrid debería recibir 119€ más por cada ciudadano y el Ayuntamiento de la capital catalana tendría que ser compensado con 92€ más por cada barcelonés. Estas compensaciones son brutas, porque no tienen en cuenta la posibilidad que la capitalidad genere más ingresos.

Estas son algunas de las conclusiones de la estimación de costes de centralidad y capitalidad de las grandes ciudades del Estado, una investigación elaborada por tres investigadores del Instituto de Economía de Barcelona. El estudio identifica como principal coste de centralidad el flujo de no residentes, que provoca costes por desbordamiento de los servicios municipales, costes por concentración de problemas sociales y otros factores como la congestión, la densidad..etc. El principal coste de capitalidad sería la pérdida de ingresos fiscales por la exención de la mayor parte de actividades administrativas, predominantes en cualquier capital.

El estudio, que considera grandes ciudades las que tienen más de 75.000 habitantes, concluye que estas poblaciones tendrían que tener un sistema de financiación que compensara estos costes y que se distinguiera de la financiación del resto de municipios. Los autores también apuntan que esta financiación diferencial podría establecerse a través de transferencias compensatorias de los gobiernos autonómico o central o a través de figuras impositivas. Entre las posibles figuras impositivas habría la creación de un impuesto turístico que grabase las pernoctaciones, o bien dar mayor protagonismo a los impuestos que graban el consumo. Londres, en el Reino Unido, es una de las ciudades que reciben compensaciones por su capitalidad. El segundo Informe sobre Federalismo Fiscal en España del IEB también incluye reflexiones de varios expertos sobre la problemática de los municipios turísticos, la posibilidad de implementar un impuesto ambiental local, el binomio urbanismo-financiación local o las subvenciones generales en la financiación municipal al Estado.  El Instituto de Economía de Barcelona es un centro de investigación en Economía Aplicada de la Universitat de Barcelona que tiene como objetivo la promoción, el desarrollo y la divulgación de la investigación económica. En 2008 se constituyó como Fundación IEB y se creó la Cátedra de Federalismo Fiscal de la Universitat de Barcelona, con la colaboración del Institut d’Estudis Autonòmics, la Fundación ICO y el Instituto de Estudios Fiscales.    

Esta web utiliza cookies para personalizar la navegación y mejorar sus servicios. Si continúa navegando, usted acepta su uso de conformidad con nuestra política de cookies. Ver más información