es

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
Noticias

España es el cuarto país de la UE con menor brecha fiscal en la recaudación del IVA

  • Un informe de la Comisión Europea, coordinado por CASE en colaboración con el Instituto de Economía de Barcelona, indica que la brecha fiscal acumulada en el continente por la recaudación del impuesto es de 147.000 millones de euros

DESCARGA EL INFORME COMPLETO

La brecha fiscal acumulada en la recaudación del IVA de los 28 miembros de la Unión Europea en 2016 fue de 147.000 millones de euros, un 1% del PIB europeo. Así lo indica el informe ‘Study to quantify and analyse the VAT Gap in the EU Member States’, comisionado por la Comisión Europea y coordinado por la institución polaca Center for Social and Economic Research (CASE), en colaboración con el Instituto de Economía de Barcelona.

El estudio calcula lo que se conoce como VAT gap o brecha fiscal, esto es, la diferencia entre la recaudación de IVA que se debería obtener con un cumplimiento perfecto y la recaudación real en el conjunto de la Unión Europea. España queda en una buena posición al ser el cuarto país con menor brecha fiscal en lo que se refiere a este impuesto, solo por detrás de Luxemburgo, Suecia y Croacia.

El valor de la brecha fiscal en España es un 2,71%, cerca de 2.000 millones de euros, y se sitúa claramente por debajo la media europea que está en el 9,9%, lo que sitúa el nivel de cumplimiento español muy por encima la media. Por tercer año consecutivo, la brecha española ha disminuido, entre otras razones, gracias a la mejoría de la economía.

El estudio también estima el denominado Policy gap, es decir, la recaudación del impuesto que se deja de obtener como consecuencia de las múltiples exenciones y tipos reducidos existentes en su normativa. En este caso, España obtiene el valor más elevado de toda la UE, un 60%, lo que significa que aunque el cumplimiento en el IVA fuera perfecto, los tratamientos especiales previstos en su normativa provocan que solo se pueda recaudar un 40% de la recaudación total potencial.

“La estructura productiva y la situación económica de cada país, así como el tamaño de la administración tributaria y los gastos destinados a nuevas tecnologías son algunas de las variables que inciden en el valor de la brecha fiscal”, según señalan Alejandro Esteller y José Mª Durán investigadores del IEB que han participado en el estudio.

Evolución europea positiva
Los resultados para el conjunto de la UE muestran una evolución positiva, reduciéndose la brecha en casi un punto porcentual. En todo caso, la disparidad entre estados es muy elevada, situándose la brecha del IVA en varios casos por encima del 25%.

Esta web utiliza cookies para personalizar la navegación y mejorar sus servicios. Si continúa navegando, usted acepta su uso de conformidad con nuestra política de cookies. Ver más información