es

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
Noticias

Gemma Manzanares Miras

TODO SE HA ACABADO.

¿Porque estamos debatiendo esto?

Porque la presión fiscal ha llegado a niveles no superables, además que no hay dinero en las arcas públicas como para sostener el nivel de gasto público.

Por suerte, hace unos años entramos en un club denominado “Unión Europa” cumpliendo unos criterios de contingencia nominal que consistían en, mas o menos, superar un examen de acceso “Tratado de Maastricht”, podemos compararlo a cuando el alumno aprueba el examen de selectividad para entrar en la universidad. Al paso del tiempo el alumno se olvida de los grandes esfuerzos que hico para entrar ( porque ya es universitario) igual que nosotros somos europeos y malgastamos muchos años con falsos indicadores que nos hacen creer que éramos buenos estudiantes, al final , como el dinero es algo q no se puede inventar, porque estamos dentro de un club q no nos lo permite, todas nuestras carencias se pusieron de manifiesto y lógicamente el sistema fiscal en su conjunto es una de ellas, pero creerme no es el motivo.

Hasta hace poco, un universitario español creía que tenia que estudiar en la facultad mas cercana a casa de sus padres, para tener la comida y la cena siempre caliente, que solo le bastaba el ingles de academia y que cuando se licenciara (como he comentado antes; muy cerca de casa de sus padres) tenia derecho a un gran trabajo (a poder ser de funcionario) y a no menos a 500 metros a la redonda de su casa o de sus padres. Su futura mujer correría la misma suerte por lo que tendrían un piso, un cada tres o cuatro años y vacaciones anuales. Esto SE HA ACABADO, igual que la clase política de bajo nivel que utilizan algunos bancos en sus propios reinos de tarifas ( las desaparecidas cajas de ahorro ) para hacer proyectos inútiles y no productivos. ESTO SE HA ACABADO.

Gracias a que el dinero no se pude imprimir ni devaluar, las empresas no productivas ni competitivas desaparecerán, aunque piquetes “informativos” intentan frenar un proceso inevitable.

No hay marcha atrás, el proceso de ajuste en todos los sectores y todos los niveles ha llegado, el único debate importante es si aguantaremos el ajuste. El ajuste es lento y la reforma dolorosa, pienso que seria mejor explicarlo a todos los sectores de la población y hacer un cambio radical no solo en el sistema fiscal sino educativo y en el mercado de trabajo.

Centrándonos en el sistema fiscal, el cual debería ser único en Europa. Si no hay armonización fiscal en Europa no podemos evolucionar ya que donde este mejor valorado el sistema fiscal es donde irán a parar todas las empresas.

Referente a los diferentes Impuestos pienso que en el IRPF las rentas del ahorro no se deberían gravar o a un nivel muy bajo y así poder fomentar el ahorro, ya que va unido a la cultura del esfuerzo ( necesaria en este país). Referente a los rendimientos de actividades económicas habría que reformar profundamente el sistema actual dado que es sabido que facilita el fraude fiscal tanto en IRPF como en IVA. Se deberían adaptar al sistema de las sociedades mercantiles tanto tributario como contable y registral pero agilizando el sistema para que no se suponga una carga económica para el empresario autónomo.

Lógicamente la conjetura económica impide que estas reformas sean a corto plazo.

A continuación, debería reducirse el Impuesto de Sociedades ( no es posible q el tipo efectivo este en un 15% cuando el tipo nominal es mucho mas elevado).

Consigues captar nueva inversión exterior, consigues que las empresas nacionales tengan más capacidad de reinvertir, podrían ser más competitivos en precio con lo que aumentarías las posibilidades de exportación, además de reducir fraude fiscal.

La cuestión es que esta medida “liberal” o progresista debe de venir acompañada de otras para que los beneficios comentados anteriormente se produzcan a tiempo. Las limitaciones que tienen España (como estado miembro de la U.E) dificulta o imposibilita que una reducción del Impuesto de Sociedades tenga el efecto positivo lo bastante rápido como para que las arcas del estado los puedan aguantar.

Caso similar (aunque no es muy justo comparar países tan diferentes) es Irlanda, que aunque tenía un Impuesto de sociedades muy bajo y se convirtió en el país donde se establecían numerosas empresas intercontinentales y aun así ha sido uno de los países con más recesión económica desde que se inició la crisis.

El problema está en que aparentemente no se eluden impuestos sino que es una inversión que llegado el momento que la persona física perciba un rendimiento deberá tributar por IRPF la plusvalía o el IS en caso de las mercantiles. Lo que sucede es que se utilizan de forma diferente a su naturaleza o idea y se convierten en patrimoniales sin impuestos para grandes fortunas. Deben estar más controladas o subir el gravamen y que los que se tribute desde la SICAV que se compense en IS o IRPF para así no tributar por duplicado.

El impuesto de patrimonio o de sucesiones gravan bienes que ya tuvieron que tributar con lo que es un impuesto injusto, desde el punto de vista de la progresividad y la redistribución los grandes patrimonios tienen los recursos para que a través de diferentes sistemas puedan eludir estos impuestos con lo que aparte de ser un impuesto ineficaz castiga a patrimonios “pequeños”.

Aun así es una fuente de ingresos importantes para los gobiernos autonómicos con lo que es complicado suprimir o no recurrir estos impuestos en estos momentos.

Referente al impuesto sobre las grandes fortunas, a corto medio plazo podría existir, pero sería ineficaz, una medida popularista.

Referente al IVA, habría que darle un premio Novel al que lo invento, si sube bajará el consumo con lo que el gobierno a medio plazo no recaudará más. Lo que sucede es que en la situación actual, al gobierno solo le vale el corto plazo.

Dos subidas tan importantes en 2 años significan un penalización demasiado grande al consumo, además el IVA es un impuesto que grava de igual forma a las rentas bajas y altas con lo que agudiza más la situación de los ciudadanos sin ingresos o con rentas más desfavorecidas.

En España históricamente no se ha castigado el fraude con se debiera, también culturalmente siempre se ha buscado el límite en este sentido.

Se debió de aumentar los controles e instaurar controles en una situación de prosperidad económica, ahora también es necesario pero habría que valorar los resultados que obtendría el estado aumentando a corto plazo la inversión en inspección tributaria.

Las medidas que se aplican desde la última reforma son razonables habrá que esperar a los resultados.

“Restricción del uso de efectivo en operaciones empresariales / profesionales

Exclusión del régimen de módulos

Ampliación de la responsabilidad de los sucesores de sociedades

Prohibición de disponer de inmuebles situados en sociedades

Endurecimiento de sanciones por resistencia a la inspección

…”

Desde un punto de vista objetivo y dejando de lado ideologías políticas una descentralización fiscal provocaría un aumento de la eficiencia y de la productividad de todas las comunidades autónomas.

La “solidaridad” entre regiones debería centrarse únicamente en garantizar la calidad de prestaciones básicas como educación o sanidad, no en infraestructuras u otras políticas sociales.

El grado de competencias y gasto de los gobiernos autonómicos no está en consonancia con la capacidad de autogestión tributaria, además que existen privilegios históricos en materia tributaria entre regiones.

Papa Estado no tiene dinero, TODO SE HA ACABADO.

Esta web utiliza cookies para personalizar la navegación y mejorar sus servicios. Si continúa navegando, usted acepta su uso de conformidad con nuestra política de cookies. Ver más información