en

IEB

Universitat de Barcelona logotipo
News

El Gobernador del Banco de España clausura la jornada del XX aniversario del IEB

El Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, clausuró la jornada con la que el Instituto de Economía de Barcelona (IEB) cerraba los actos de celebración de sus 20 años de existencia. En la sesión de la mañana fue el Hble. Conseller de Economía de la Generalitat de Catalunya, Jaume Giró, quien la inauguraba y daba paso a una jornada que reunió a un gran número de académicos y otras personas del ámbito de la economía. Acompañaron al conseller en la apertura los rectores de la Universitat de Barcelona (UB), Joan Guàrdia, y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Javier Lafuente, junto al presidente del IEB, Martí Parellada.

El rol de la investigación en economía centró a continuación una mesa redonda central en la que participaron Joaquim Coello y Salvador Alemany, ex presidentes de la Fundación IEB; María Teresa Costa, investigadora del IEB; Teresa García Milà, directora de la Barcelona School of Economics, y Andreu Mas-Colell, catedrático de la Universitat Pompeu Fabra.

El caso es que a lo largo de los últimos meses, y también con motivo de su XX Aniversario, el IEB ya puso en marcha un ciclo de tres jornadas que contó con la presencia de expertos y académicos en cuestiones tan sensibles como el futuro del Aeropuerto de Barcelona, el modelo sanitario español y la cuestión de la financiación autonómica y la fiscalidad

La jornada de cierre fue un broche de oro para este aniversario y la intervención del Gobernador permitió conocer de cerca cuestiones especialmente sensibles del actual escenario socioeconómico que nos ha tocado vivir. Hernandez de Cos hizo un pormenorizado diagnóstico de los factores que estaban impulsando la inflación y señaló como principal al precio de las materias primas.

El Gobernador indicó a su vez que “las causas de la inflación son globales, pero no afectan por igual a todas las economías”. En su intervención, también recordó que el BCE “ha iniciado el proceso de normalización de la política monetaria extraordinariamente expansiva que mantenía tras las actuaciones contundentes durante la pandemia”, un proceso ha dicho que será “gradual” siempre “que se mantengan las expectativas de inflación ancladas en el 2 % y no se produzcan efectos de segunda ronda o indirectos significativos”, matizó.

This website uses cookies to ensure that you receive the best experience when navigating. If you continue without changing the settings, you accept its use in conformity with our cookies policy. More information